MARKETING DE CONTENIDOS VS. INBOUND MARKETING. ¿HAY DIFERENCIAS?

Home / Blog / MARKETING DE CONTENIDOS VS. INBOUND MARKETING. ¿HAY DIFERENCIAS?
MARKETING DE CONTENIDOS VS. INBOUND MARKETING. ¿HAY DIFERENCIAS?

Mientras el marketing sigue evolucionando y los publicistas empiezan a alabar los múltiples beneficios que el inbound marketing y el marketing de contenidos ofrecen, queda bastante claro que estos dos términos se utilizan muchas veces indistintamente. Es cierto que los podemos emplear para hablar de términos similares, pero hay que tener clara la distinción entre ambos para usarlos en base a unas actividades de marketing específicas y que tienen objetivos globales diferentes.

Este es un tema que ayudará a articular mejor las principales semejanzas y diferencias entre los dos, pero sobre todo para buscar una respuesta clara sobre cómo los expertos en marketing debemos hacer referencia a lo que estamos haciendo con la creación de contenidos como una aproximación a un enfoque de marketing.

En primer lugar vamos a ver cómo definen estas dos disciplinas dos empresas influyentes en el sector del marketing digital:

INBOUND MARKETING (según HubSpot): «En lugar de los antiguos métodos de outbound marketing de comprar anuncios, comprar listas de emails, y rezar por tener leads, el inbound marketing se centra en la creación de contenidos de calidad que atraigan a la gente hacia la empresa y el producto, el lugar donde naturalmente quieres que esté ese público. Alineando el contenido que se publica con los intereses de los clientes, atraes naturalmente un tráfico entrante que puedes convertir, hacer fiel y disfrutar a través del tiempo».

MARKETING DE CONTENIDOS (según el Content Marketing Institute): «El marketing de contenidos es una técnica de marketing de creación y distribución de contenido relevante y valioso para atraer, adquirir y comprometer a un público objetivo claro y definido para, de ese modo, poder llevar a cabo campañas rentables».

Obviamente hay algunas frases y terminologías distintas en cada definición, pero también algunas similitudes claves, tales como la referencia a «contenidos de calidad» (en realidad son el alma de cada uno) y de «atracción». Está bien, vamos a ver qué dicen algunos expertos de la industria del marketing digital, ya que no somos ni los primeros ni los últimos a los que nos surge la duda de la diferencia entre estas dos técnicas.

Michael Lieberman (@Mike2Marketing) de Square 2 Marketing: “El marketing de contenidos es un tema muy amplio e incluye un montón de herramientas de marketing: vídeo, webinars, correos electrónicos, eBooks, documentos técnicos, presentaciones, infografías, podcasts y otros contenidos que caben en la misma caja. El truco, a menudo pasado por alto por los expertos, es decidir qué crear, cuándo y cómo utilizarlo tanto en el proceso de adquirir nuevos clientes y en el proceso de comunicación con los clientes habituales”.

“El inbound marketing proporciona un contexto para tomar esas decisiones de contenido. La mejor manera sería estudiar el target y entonces aplicar el tipo adecuado de contenido en el mejor formato a lo largo del proceso. Así te aseguras que el contenido se entrega en el contexto y el escenario perfecto del proceso de compra. Esto sé que no es fácil, pero es la manera correcta de hacerlo”.

Joe Pulizzi (@JoePulizzi) del Content Marketing Institute: «Estrategia de contenido, marketing de contenidos, inbound marketing… vamos que todas son prácticamente la misma m****a. Personalmente, yo uso estrategia de contenidos cuando estoy hablando con periodistas y estrategas de contenido. Uso marketing de contenidos cuando estoy hablando a profesionales de ventas y marketing. Y prefiero inbound marketing cuando estoy hablando de marketing a pequeñas empresas. En realidad todas las empresas estamos metidos en los medios y no importa mucho como llames a estas técnicas.»

Marcus Sheridan (@TheSalesLion) de The Sales Lion: «No creo que nuestro problema en el mundo de los negocios y el marketing sea esta tontería semántica. Tampoco creo en el debate de que “uno es un subconjunto del otro” (inbound o contenidos). Lo único que me interesa es que el 99% de la población mundial que actualmente no está agarrando la oportunidad del inbound, los contenidos, redes sociales, new age, llámalo el marketing que tú quieras, se están perdiendo subirse en marcha al mayor movimiento comercial que hemos visto en este planeta durante décadas. ¿Alguien realmente cree que Pepito Propietario de Negocio, que está luchando para pagar a sus empleados y mantener las luces encendidas se preocupa por subconjuntos semántico y frívolos de un par de definiciones de términos que ya de por sí son muy, muy extraños»?

Por tanto, y sin entrar a valorar las opiniones de los expertos, podemos concluir diciendo que el marketing de contenidos no es lo mismo que el inbound marketing. De hecho, se le debería considerar a éste un subconjunto del primero, ya que el contenido es lo que da sentido a la estrategia inbound. Aunque ésta, en realidad, es mucho más y se le podría llegar a considerar una filosofía basada en el marketing de atracción, una forma de entender el marketing que permite saber en todo momento qué tácticas usar, de qué manera y cuándo. Lo normal es que el marketing de contenidos vaya acorde a la misma filosofía, de manera que se pueda alcanzar el éxito con el proceso inbound marketing. Se trata, básicamente, de dirigir la filosofía, la estrategia y las tácticas en la misma dirección.

Esperamos haber aclarado de alguna forma la diferencia entre estos dos términos y técnicas tan difusas y que tan a menudo van de la mano. En Big Fish Lab conocemos y trabajamos con las herramientas del marketing digital para ayudar a nuestros clientes a aprovechar su potencialidad y ser visibles en ese maremágnum que es Internet. Ponemos todo nuestro conocimiento y ganas en estrategias que hagan a tu empresa más valiosa y más cercana al público. Desde Big Fish Lab estudiaremos el modelo de negocio del cliente, analizaremos su público, estableceremos unos objetivos y elaboraremos la estrategia más adecuada. Un plan que nos permita llegar a su público, que nos conozca, nos pruebe, le gustemos y repita.

¿A qué esperas? ¿Quieres convertirte en un Big Fish?