Internet ha cambiado sustancialmente la forma de pensar y actuar tradicional del consumidor. Las PYMES tienen en la red una fantástica oportunidad de negocio y de conocer a su cliente y para ello cuentan con múltiples herramientas. El marketing digital engloba estrategias comunicativas que acercarán la empresa a las personas, con un simple clic en el ratón del ordenador. Hay que saber aprovechar los cambios surgidos en la era digital y saber explotar los múltiples canales para estar en el mercado y que se sepa de nosotros.

Marketing_PYMES

El marketing digital es la integración de herramientas comunicativas digitales que brinda Internet para lograr un plan estratégico integral que beneficie y logre objetivos concretos para las empresas. En la mayoría de los casos los fines serán comerciales, pero no son los únicos, ya que muchas veces se pretende con estas estrategias abrir cauces comunicativos con los clientes o posibles clientes, ofrecer información y foros de opinión y que la empresa sea tangible (que sea visible pero que a la vez de respuestas) en la red a través de las diferentes redes sociales.

Internet ha supuesto la revolución más importante de las últimas décadas y ha provocado cambios radicales en nuestra forma de comunicarnos, informarnos, de aprender e incluso de relacionarnos. Y lo mismo podemos decir de las PYMES… ya no basta con tener el mejor producto, unos precios fantásticos, la tienda muy bonita y el escaparate ideal. Las cosas han cambiado y ahora la competencia no la tenemos en la otra tienda del barrio o en la misma ciudad. Todo se ha globalizado. Pero no sólo se ha globalizado la oferta, si no que ahora el consumidor tiene el poder de la información. Conoce todos sobre las empresas y sus productos. Puede comparar los distintos en cualquier parte del mundo y puede saber las opiniones de cientos de cliente. Y todo ello, sin moverse del sillón.

Una empresa que quiera prosperar ha de estar en Internet. Si no estás en la red, existes, pero estás dejando escapar un 80% del potencial de tu negocio en el siglo XXI. Y a estas alturas, estar en Internet ya no es que salga una fotografía del logotipo de la empresa y la dirección. Se requiere presentar muy bien el producto, a qué nos dedicamos, hablar de la empresa y su trayectoria y además de todo esto, generar contenidos relacionados con el sector al que nos dedicamos y tener canales para ofrecer esa información al cliente, que además tenga retorno para poder entablar una comunicación directa y de tú a tú.

Y es aquí donde el marketing digital cobra toda su importancia: hacer uso de las especificidades comunicativas de cada canal. Habrá que definir muy bien qué queremos conseguir para potenciar más una u otra, o ver que coordinación y sinergias debe haber entre ellas.

Vamos a nombrar un caso general y típico que se puede dar a día de hoy para que se vean las funciones que cumplen:

  • Web: es la página corporativa que va orientada al cliente y al posicionamiento de los buscadores. Debe estar estructurada y diseñada para convertir visitas en el interés de clientes potenciales y esto, en clientes.
  • Blog: es una plataforma de contenido valioso y de gran utilidad en su sector que les haga posicionarse como expertos en el área de negocio y que les ayude a atraer más tráfico a su web.
  • Redes sociales: son perfectas para el mercado al que te diriges y ayudarán a multiplicar el mensaje y el contenido. El abanico aquí es realmente amplio y tenemos todo tipo de público. Habrá que definir perfectamente a quién queremos llegar y por qué canal hacerlo. Ayuda mucho a que por medio de ellas se puede saber mucho del cliente potencial y segmentan perfectamente para llegar a quién queremos. Las más interesantes son: Facebook, YouTube, Twitter, LinkedIn, Instagram, Google+, Tumblr, Pinterest, etc. Hay infinidad de ellas, pero hay que saber elegir bien la que nos conviene.
  • Publicidad y relaciones públicas: son herramientas para ayudar a darnos a conocer y a aumentar la notoriedad. En Internet podemos publicitarnos en Google, Facebook, Twitter o en cualquier otro medio que consideremos relevante para nuestro fin. Para las relaciones públicas contaremos con bloggers, influencers, medios y cualquier soporte digital que nos ayude a amplificar y difundir nuestra marca y nuestro mensaje.
  • Email marketing: se trata de realizar acciones coordinadas de envío de mensajes personalizados a una base de datos para realizar acciones de marketing directo
  • Otros elementos: SEO, SEM, Mobile Marketing, Local Search, etc. Esto dependerá de la estrategia elegida, los objetivos e incluso la propia marca.

Marketing_Digital_PymesOtros de los argumentos que deben convencer a las PYMES del uso del marketing digital son las ventajas que tiene sobre el marketing tradicional. El marketing digital es medible y se puede saber el impacto, a quién estoy llegando y qué repercusión he tenido. Se conoce el retorno de la inversión (ROI). El marketing digital es más económico y se pueden realizar campañas asequibles y que midan los resultados. El marketing digital tiene capacidad de segmentación, puesto que en Internet podemos definir mejor a qué tipo de cliente vamos a dirigir nuestro mensaje y llegar más fácilmente a él. Y por último, el marketing digital es más rápido y flexible y por tanto, podremos realizar campañas más cortas e intensas y que puedan asumir cambios inesperados en el plan de marketing.

Internet y el marketing digital nos ofrecen un medio nuevo para vender más. Pero hoy en día no basta sólo con estar en Internet porque la web 2.0, con las redes sociales a la cabeza, implica la necesidad de escuchar y hablar con los clientes y no sólo ofrecerles información. Por ese motivo, el marketing digital es mucho más que tener una web muy completa, hay que posicionarla y saber captar la atención de los usuarios para fidelizarlos. Hay que conocer las herramientas que nos ofrece Internet, para centrarnos en aquellas que puedan ser más eficaces según nuestra actividad y filosofía empresarial.

En Big Fish Lab conocemos y trabajamos con las herramientas del marketing digital para ayudar a nuestros clientes a aprovechar su potencialidad y ser visibles en ese maremágnum que es Internet. Ponemos todo nuestro conocimiento y ganas en estrategias que hagan a tu empresa más valiosa y más cercana al público. Desde Big Fish Lab estudiaremos el modelo de negocio del cliente, analizaremos su público, estableceremos unos objetivos y elaboraremos la estrategia más adecuada. Un plan que nos permita llegar a su público, que nos conozca, nos pruebe, le gustemos y repita.

¿A qué esperas? ¿Quieres convertirte en un Big Fish?